Historia de transformación de un paciente con el balón gástrico Spatz3

Tiempo de leer: 4 Minutos

Me llamo Arthur Zakovitch, soy de Suecia, tengo 33 años y gracias al Balón Gástrico Ajustable Spatz3 he perdido 30 kilos. ¡Estoy extremadamente contento con los resultados de mi pérdida de peso! Por eso, quiero compartir mi testimonio con el balón gástrico de Spatz3.

Durante la mayor parte de mi vida he estado en forma, siempre he jugado al hockey, al fútbol y he llevado un estilo de vida activo. De hecho, tenía una vida muy activa hasta hace unos 5 años, cuando algo sucedió. Supongo que fue una mezcla de muchos problemas diferentes lo que me llevó a mi situación actual.

Mi madre se puso muy enferma, algo que me afectó mucho, y sobreviví a un accidente de coche en el que falleció una persona. A causa del accidente, tuve que aprender a caminar de nuevo. Y aunque siempre fui una persona muy sociable, tras pasar por todos esos problemas me encerré en mí mismo y engordé entre 50 y 60 kilos.

Realmente fue una situación horrible. Me sentía muy mal casi todo el tiempo y llegué a necesitar la talla 6XL, lo que me llevó a preguntarme «¿qué está pasando?». Incluso tenía problemas para caminar, algo que la mayoría da por sentado, pero para mí era un mundo conseguir andar cien metros. Todo aquello fue un verdadero shock y supe que tenía que poner en orden mi vida.

Mi procedimiento de balón gástrico

Balón Gástrico Transformación

Todo el mundo me dijo que probara con un bypass gástrico y que me hiciera todas esas operaciones de las que estoy muy en contra. No soy partidario de los procedimientos de pérdida de peso con balón estomacal porque pensaba que no cambiarían mi actitud ni los hábitos que me llevaron a ganar peso. Creía que si utilizaba el balón gástrico no habría un antes y después en mi vida, que seguiría teniendo la misma actitud y el mismo estilo de vida de antes que me llevó a que la comida se volviera mi enemiga. En conclusión, creía que el balón gástrico no transformaría mi vida.

En pleno invierno en Estocolmo, un día decidí que no podía continuar viviendo así y empecé a buscar en internet diferentes cirugías para perder peso. Creo que mi padre leyó algo en las noticias sobre un balón para adelgazar, así que empecé a buscar en Google «balón para adelgazar», y así fue como encontré el Balón Gástrico Ajustable de Spatz. Decidí decantarme por este balón, llamé a mi padre y le dije: «me voy a Israel en dos días para que me pongan un balón gástrico de Spatz». Y, sin duda, ¡fue la mejor decisión de mi vida!

Balón Gástrico Testimonio

En primer lugar, nada más entrar, el personal de Spatz me pareció muy hogareño. Parecían una familia y realmente se preocupaban por todos sus pacientes. Para mí, no había nada de lo que avergonzarse, pero mucha gente se siente avergonzada cuando tiene que hablar de sus problemas. Sin embargo, en la clínica de Spatz todo el mundo parecía estar muy cómodo para hablar de lo que les había llevado allí. Así que, recibí mi balón estomacal de Spatz y comencé mi viaje de pérdida de peso.

Fase 1: Adaptación a mi globo de pérdida de peso

Durante los primeros días no tuve demasiados efectos secundarios. Aunque para ser honesto, en el transcurso de los primeros días estuve durmiendo mucho, así que tuve la suerte de solo tener que lidiar con algunos dolores de estómago.

Al principio, como he mencionado, estaba en contra de la idea de someterme a procedimiento de pérdida de peso porque no creía fuese a cambiar los hábitos que me llevaron a esta situación en primer lugar… Pero nunca me he equivocado tanto y el balón gástrico ha sido un antes y después en mi vida.

Para empezar, tienes a tu disponibilidad un programa especificado para ti en el que los especialistas se enfocan en conocerte y te recomiendan qué es lo mejor para ti y para tu salud. Tienes contacto semanal con el dietista y contacto con un psicólogo con el que te puedes reunir de vez en cuando. En mi caso, el Dr. Brooks siempre está disponible para mí cada vez que lo necesito, ¡incluso le he llamado a las 7 de la mañana y me ha cogido el teléfono!

Balón Estomacal

El Balón Gástrico Ajustable Spatz3

Con el balón Spatz, no solo estoy perdiendo peso, sino que estoy empezando a desarrollar hábitos alimenticios más saludables para corregir los errores que me hicieron ganar tanto peso en el pasado. Todo el equipo me está ayudando a transformar mi vida para ser una persona saludable y activa. 

Ahora, por fin puedo volver a caminar sin ningún problema. Antes de ponerme el balón gástrico para perder peso de Spatz estaba todo el tiempo dentro de casa, rara vez salía y hacía ejercicio. Sin duda, me ha cambiado la vida por completo. Tuve una vida llena de mucha negatividad, pero debes ser fuerte para alcanzar tus sueños. Me gusta pensar que soy un soñador y gracias al Balón Gástrico Ajustable Spatz3 estoy consiguiendo todo lo que quería, ya que el balón gástrico ha transformado mi vida. ¡Ha merecido la pena por completo!

¿Listo para dar el primer paso? Encuentra un especialista de Spatz en tu zona >>> Contacta con nosotros.

Más información
sobre el Spatz3

Funcionamiento del Balón gástrico de Spatz

RECIBE GRATIS TU
GUÍA DE 4 PASOS

Con nuestra guía de 4 pasos, nos aseguraremos de que tenga todo lo que necesita para elegir el Balón Gástrico CORRECTO