Success Stories

Home - Success Stories
HISTORIAS DE ÉXITO
Slider

Las más altas tasas de éxito

Si bien es posible que sea necesario extraer los balones estándar debido a intolerancias, se puede ajustar el volumen de Spatz3, lo que prolonga el proceso de tratamiento para obtener los resultados de pérdida de peso más óptimos. Mientras que los balones pierden su efecto después de 3 o 4 meses, solo con un balón ajustable es posible agrandar el balón para renovar el efecto del mismo.

El Spatz3 es el único tratamiento flexible adaptado a las necesidades clínicas de los pacientes.

“He perdido 41 kg (92 lbs) en 12 mese con el balón Spatz. Esta es mi historia:

Perder peso siempre ha sido un reto para mí. Lo he probado todo. Sabes de lo que estoy hablando: dieta, ejercicio y pastillas. O bien no funcionan o no duran. Incluso cuando seguí la dieta cuidadosamente, fue muy difícil y, finalmente, fracasé.

Sabía que necesitaba ayuda para controlar mi apetito, pero las pastillas para adelgazar no funcionan bien. Cuando me enteré del éxito de los balones, me interesó mucho ver si funcionarían conmigo.

Estaban probando un nuevo balón ajustable en el hospital universitario cerca de mi casa. Mi médico me sugirió que lo intentara.

Los primeros días no fueron tan malos como esperaba. Tenía náuseas y vómitos, pero logré superarlos. Después de eso, fue mucho mejor. Mi apetito se redujo y bajé de peso progresivamente. Después de aproximadamente 4 meses y medio mi apetito comenzó a volver. Mi médico me recomendó agregar más líquido al balón. Volví al hospital para someterme a un procedimiento rápido. Después de eso perdí otros 15 kg.

Mi vida cambió. Estoy muy contento con los resultados. Me siento muy orgulloso cuando mis amigos me dicen que me veo muy bien. Mi ropa empezó a quedarme tan grande que tuve que salir y comprar todo nuevo. Lo más importante de todo, me siento genial”.

3 años de seguimiento: “Estoy muy bien. Perdí otros 7 kg desde que me quitaron el balón. Ese 1 año de tratamiento con el balón realmente me ayudó a cambiar mis hábitos alimenticios”.

Mi vida cambió. Estoy muy contento con los resultados. Me siento muy orgulloso cuando mis amigos me dicen que me veo muy bien. Mi ropa empezó a quedarme tan grande que tuve que salir y comprar todo nuevo. Lo más importante de todo, me siento genial”.

3 años de seguimiento: “Estoy muy bien. Perdí otros 7 kg desde que me quitaron el balón. Ese 1 año de tratamiento con el balón realmente me ayudó a cambiar mis hábitos alimenticios”.

Historia de éxito 1


El día del procedimiento

Historia de éxito 2

Paciente Spatz3 implantado en Trinidad, junio de 2015: perdió 46 libras en 6 meses.

Historia de éxito 3

Me implantaron el balón a principios de agosto. Desde entonces, he perdido aproximadamente el 18 % de mi peso corporal total y mis niveles de azúcar en la sangre han bajado de manera considerable.

El procedimiento fue tan fácil como me informaron; me dormí y 30 minutos después me levanté y fui de compras con mi esposo. Después del procedimiento, me encontré bastante débil durante alrededor de 4 o 5 días, después de ese tiempo mi fuerza y apetito regresaron poco a poco.

Hoy (marzo) estoy en gran forma, funcionando como de costumbre, y apenas puedo sentir que el balón todavía está ahí.

Estoy trabajando con el equipo de Spatz y asegurándome de que los cambios en mi comportamiento alimentario sigan conmigo después de extraer el balón. Estoy realmente feliz de haber decidido seguir adelante con este procedimiento.

Nombre: Olivia

Historia de éxito 4

Michal perdió 30 kg (66 lbs) en 11 meses.

Después de probarlo todo, desde píldoras, planes de dieta, observadores de peso y cualquier otro tipo de método, comprendí que necesitaba algo más. Después de leer sobre ello, ¡decidí intentarlo!

El proceso fue increíble.

Para mi sorpresa, la implantación del balón fue muy corta, en 10 o 15 minutos estaba hecha. Es cierto que los 4 primeros días me sentí débil, no soy el tipo de persona que regresa al trabajo al día siguiente.

Además del hecho de que el proceso de tratamiento fue un buen desafío para mí mismo, fue agradable verme bajar de peso semana tras semana. Fue relativamente fácil, increíble y sencillamente volví a ser “yo mismo”. El Nuevo Michal.

es_ES
en_US pt_BR es_ES