¿Sabías que puedes engordar por estrés?

Tiempo de leer: 4 Minutos

Puede que te sorprenda, pero es bastante habitual engordar por estrés. El estrés no solo provoca problemas estomacales, sino que también puede que acumule grasa en tu cuerpo. Además, comer excesivamente rápido puede empeorar tu situación y que no absorbas de forma adecuada los nutrientes. Hoy te vamos a hablar de diferentes cosas que puedes hacer para estar más tranquilo y cómo bajar de peso si estás estresado.

Engordar por Estrés

¿Por qué el estrés te hace engordar?

El estrés puede afectar a tu vida en muchos aspectos, incluso a la hora de coger peso. Los motivos por los que estar estresado te hace engordar pueden ser varios y cambian según la persona.

En primer lugar, puede ser que por culpa del estrés te des atracones de comida. Si te encuentras en esta situación y no puedes controlar estos impulsos lo mejor que puedes hacer es contactar con un especialista para que te ayude y evite que engordes por estrés.

En segundo lugar, puede que tu cuerpo ralentice la digestión, tanto por los niveles de estrés que padezcas, como por haber ingerido demasiado rápido los alimentos. Al no masticar correctamente los alimentos e introducirlos en el estómago sin apenas triturarlos, los alimentos no se asimilan bien y pueden provocar hinchazón y una mala asimilación de las calorías.

Además, el estrés puede causar problemas digestivos, como inflamación intestinal, úlceras, reflujos, ardor o síndrome de colón irritable, entre otras dolencias de mayor o menor grado. Por si fuera poco, el estrés y la ansiedad también hacen que tu cuerpo produzca insulina y cortisol, hormonas que generan más sensación de apetito, que producen más ácido estomacal y que facilitan la acumulación de grasa en tu cuerpo.

¿Cómo bajar de peso si estoy estresado?

Sin duda, no hay una solución mágica para dejar de estar estresado. Lo mejor es intentar reconocer qué te hace sentirte así, intentar ponerle solución. Y en el caso de no poder, contactar con un especialista para que te ayude a gestionar mejor el estrés. Intentar comer de forma saludable, como salteados de verduras sin aceite, y hacer actividad física también puede ayudarte a bajar de peso.

Sin embargo, ahora que ya sabes que puedes engordar por estrés, hay algunos pequeños consejos que puedes seguir para que a las horas de comer intentes estar lo más relajado posible y evitar el estrés digestivo.

Estrés Digestivo

Invertir más tiempo para comer

Como te comentábamos, la ansiedad afecta al sistema digestivo y puede hacer que comas mucho más rápido de lo que deberías. Por lo que sería ideal que le dedicaras más tiempo a comer con tranquilidad. Si actualmente intentas comer en 10 minutos, prueba a estar 5 minutos más y a masticar a conciencia. Poco a poco, si tu trabajo o tu rutina te lo permite, puedes ir añadiendo más minutos hasta conseguir dedicarle 30 minutos a comer. Tu estómago lo agradecerá y te notarás menos hinchado.

La cantidad de comida

Tomar cucharadas más pequeñas y dedicarle más tiempo a masticar también puede ayudar, ya que le facilitarás el trabajo a tu estómago al introducir los alimentos más troceados. Esto te ayudará cuando sientas la necesidad de darte atracones y comer muy rápido, ya que saborearas la comida y poco a poco te sentirás más saciado.

También puedes probar entre bocado a dejar el cubierto, para evitar el impulso de añadirte comida de forma inmediata. El objetivo final no es comer menos, sino comer más lento y estar más relajado

Respiración

Hacer respiraciones profundas y lentas pueden ser muy útiles para cuando sufres de ansiedad o de estrés durante el día. Sin embargo, también puedes probar de hacerlo antes de comer, independientemente de que te sientas muy agitado o no.

Respirar profundamente desde el abdomen o el diafragma te ayudará a relajarte y reducir los niveles de estrés y ansiedad, haciendo que comas más lento. Con el tiempo, el comer despacio te ayudará a adelgazar al reducir la cantidad de cortisol en tu cuerpo.

Música

Escuchar música relajante mientras comes o hablar con alguien hará que comas de forma más lenta. Además, ambas actividades te ayudarán a distraerte de lo que te genera estrés. Obviamente, no hables de los temas que te pongan nervioso, a la hora de comer debes estar lo más relajado posible.

Concéntrate en el acto de comer

Olvídate de intentar hacer varias cosas a la vez y cuando llegue la hora de comer, solo céntrate en comer. Relájate y disfruta de tu comida. De nuevo, cuando tu cuerpo está relajado puede hacer mejor la digestión, evitar problemas estomacales y el estrés digestivo.

¿Qué efectos secundarios puede tener el estrés sobre el balón gástrico?

Entonces, ¿qué relación hay entre estar relajado durante la digestión con el balón gástrico Spatz3? Quizás el punto más importante es que permanecer física y emocionalmente estable tendrá un impacto directo en la forma en que tu cuerpo metaboliza los alimentos. Estos son algunos de los problemas que es probable que experimentes si no consigues estar relajado:

Indigestión

La hinchazón y los calambres son dos signos que pueden indicar que no estás relajado durante la comida. Si tus músculos abdominales permanecen tensos, puedes experimentar sensación de malestar e incluso náuseas.

ERGE

También conocida como enfermedad por reflujo gastroesofágico, la ERGE se asocia a sensaciones de dolor y ardor en el esófago. La ERGE puede provocar problemas crónicos como acidez estomacal, mal aliento e incluso úlceras estomacales.

Mala absorción de nutrientes

Como hemos comentado, también existe la posibilidad de que tu cuerpo sea incapaz de absorber los nutrientes necesarios que se encuentran en los alimentos; una preocupación lógica en lo que se refiere a tu salud a largo plazo.

El Estrés Engorda la Barriga

Ten en cuenta que, aunque no consumas alimentos difíciles de digerir, podrías seguir teniendo estos problemas y engordar por estrés. Aunque el balón gástrico ajustable Spatz3 te permite perder peso a tu propio ritmo gracias a su configuración flexible, nunca hay que olvidar la relación entre el estrés y la digestión.

Cuando vayas a comer tu próxima comida, asegúrate de sentarte y relajarte. ¡Saber estar relajado hará maravillas!

Más información
sobre el Spatz3

Funcionamiento del Balón gástrico de Spatz

RECIBE GRATIS TU
GUÍA DE 4 PASOS

Con nuestra guía de 4 pasos, nos aseguraremos de que tenga todo lo que necesita para elegir el Balón Gástrico CORRECTO