Entrevista con el Dr. Jeff Brooks, Director Ejecutivo e inventor del Balón Spatz

Home - DR. Jeff Brooks - Entrevista con el Dr. Jeff Brooks, Director Ejecutivo e inventor del Balón Spatz

Entrevista con el Dr. Jeff Brooks, Director Ejecutivo e inventor del Balón Spatz

P: ¿Qué le llevó a inventar este nuevo balón intragástrico, cuando sabemos que los balones existen desde hace más de veinte años?

R: Soy el tipo de persona que arregla las cosas, las mejora. Identifiqué las deficiencias de los balones intragástricos convencionales y me dispuse a solucionarlas.

 

P: Entonces, ¿en qué se diferencia el Spatz3? ¿Cómo aborda estas deficiencias que menciona?

R: Vimos que los balones se colocaban en el estómago durante un máximo de seis meses, lo que no es suficiente para cambiar los hábitos alimenticios, que es nuestro principal objetivo en Spatz. En segundo lugar, entre el 10 % y el 20 % de los pacientes tienen intolerancia a los balones. Tercero y más importante, pudimos ver claramente en estudios que los balones pierden su efecto después de 3 o 4 meses.

 

P: ¿Cómo aborda Spatz3 estas deficiencias que menciona?

R: Quería desarrollar un balón que sea más robusto, de mejor calidad y que pueda permanecer en el estómago de un paciente durante un periodo prolongado.

En segundo lugar, quería hacer un balón ajustable cuyo tamaño y volumen puedan optimizarse a las necesidades del paciente. Por lo que, para ese 10 a 20 % de pacientes desafortunados que necesitan que se les extraiga el balón debido a intolerancias, quería poder evitar la ejecución de extracciones tempranas haciendo el balón más pequeño si fuera necesario. Diseñamos el balón para que también pueda aumentarse su tamaño, para aquellos pacientes que necesitan una mayor pérdida de peso.

 

P: ¿Cómo puede Spatz3 cambiar la actitud de las personas hacia la comida?

R: He tenido el privilegio de tratar a más de mil pacientes con balones y de capacitar a cientos de médicos de todo el mundo. Esto nos llevó a comprender que perder peso no es suficiente, pensar como una persona con un estilo de vida saludable es un buen comienzo para un cambio de actitud. Necesitamos pensar de manera positiva y alejarnos de nuestros hábitos anteriores. El balón no solo proporciona el tiempo, sino también las herramientas para ayudar a avivar esos pensamientos positivos hacia el cambio en los hábitos alimenticios. Nuestro enfoque es, “Comer, pero registrándolo”. Llamamos a ese enfoque “Dominarlo”.

 

P: ¿Y cómo ayuda el balón a “dominar la comida”?

R: El balón recordará a la gente sus hábitos alimenticios. ¡El objetivo es registrar las señales en el cerebro y tenerlas en cuenta! Si las tiene en cuenta, lo domina.

La idea es estar consciente de su estado nutricional, al igual que usted sabe su estado financiero.

 

P: ¿Qué podría hacer que un tratamiento con balón no tenga éxito?

A: La actitud del paciente es clave. Tienen que entender lo que hacen los balones.

El balón no impide que la gente coma. Ocupa espacio y hace que la comida permanezca más tiempo en el estómago, y le sigue recordando cómo comió durante la semana anterior, algo que generalmente queremos ignorar.

El objetivo es conectar el cerebro con el estómago. Eso crea una consciencia que antes tal vez no estaba allí.

 

P: ¿Cuál es el perfil típico de un paciente que tendría éxito con un tratamiento con balón?

A: Pacientes que fallan reiteradamente en los planes de dieta y ejercicio. Los pacientes con un IMC superior a 27 son elegibles para un tratamiento con balón intragástrico. Algunos países como Canadá y Estados Unidos requieren candidatos con un IMC superior a 30.

Existen pacientes que son mejores candidatos para la cirugía bariátrica. Su IMC suele ser superior a 40. Según mi experiencia personal, es necesaria una importante motivación para que esas personas cambien sus hábitos alimenticios.

 

Gracias por su tiempo Dr. Brooks.

Share:

Leave A Comment

es_ES
en_US pt_BR es_ES