Opiniones de Los Medicos

“I have been quite satisfied with the Spatz Adjustable Balloon, but, I recently tried the new Spatz3 balloon and was happy to see several improvements. It is now even easier to insert using their new insertion facilitator, and the new valve has grasping areas that make it easier to grasp for adjustment procedures.”

John Mason MD
Chief Endoscopist
Trafford General Hospital
National Obesity Surgery Center

“I recently tried the new Spatz3 adjustable balloon. There are several improvements that make it much easier to use. The insertion facilitator makes insertion safer and easier. The bands come off of the balloon faster. The new valve has grasping areas that make it easier to grab with a grasping forceps- no need to worry about food in the stomach and positioning a snare. The Spatz3 is now easier to insert, adjust and remove. The procedure time is shorter and post insertion side effects are less.”

Dr. Sameer Al Awadhi
Consultant gastroenterologist
Head of gastroenterology Unit
Rashid hospital, Dubai

“The new Spatz3 Adjustable Balloon has brought significant improvements. It is now easier to insert, adjust and remove. The newly designed valve makes it very easy to grab with a grasping forceps. It is as easy as any other balloon and still has the benefit of adjustability and 1 year implantation.”

Dr. Valentin Puig-Divi
Chief Gastroenterologist at Opcion Medica Clinical Group
Head of Endoscopy, Hospital Parc Tauli and Clinica Corachan, Barcelona, Spain

“After more than 5 years’ experience and over 1,000 intragastric balloons, I have been pleased to see a technological breakthrough with the Spatz3 adjustable balloon system. The unique inflation tube system is a much needed function that allows me to start with lower balloon volumes. Now I am able to send my patients back to work the day after Spatz 3 balloon placement. After 4 or 5 months I can double up the size of the balloon and achieve a second round of weight loss. The Spatz3 has ushered in a new era in endoscopic weight loss therapy.”

George Marinos MD
MB BS (Hons), FRACP, MD,
Consultant Gastroenterologist Prince of Wales Hospital,
Senior Lecturer University of NSW.

“El Balón intragástrico Spatz será una opción muy importante dentro de las terapias mínimamente agresivas de pérdida de peso. La aparición de este balón es muy oportuna y coincide con el desvanecimiento de las esperanzas puestas en las bandas gástricas. La posibilidad de poder ajustar el volumen de este balón lo separa y distingue de otros globos gástricos. Éste hecho clave permite una mejor tolerancia tras la colocación y una continuidad en la pérdida de peso cuando la adaptación se ha producido. El potencial de mantener el balón más de un año en el estómago será un hito en el tratamiento de la obesidad mediante balón.”

Christopher J. Gostout, MD
Professor of Medicine
Director of the Developmental Endoscopy Unit
Mayo Clinic, Rochester, Mn.

“Habiendo tenido la experiencia con los balones gástricos desarrollados por Wilson-Cook (EUA) y Danish Ballobes, que se llenaban de aire, y con el balón gástrico de Orbera (BIB, Bioenterics Intragastric Balloon) que era un balón de líquido re-ajustable, mis sensaciones son muy positivas, sobretodo al ver la facilidad de uso del Balón Ajustable Spatz™, tanto en el procedimiento de implantación cómo en el de ajuste.”

Prof.dr E.M.H. Mathus-Vliegen
Profesor de Gastroenterología en Nutrición Clínica
Departamento de Gastroenterología y Hepatología, C2-207
Centro Médico Academia de la Universidad de Amsterdam

“Tras haber implantado más de 2.000 balones gástricos, ahora he implantado más de 60 balones Spatz. La posibilidad de ajustar el volumen del balón me ha permitido reducir su volumen cuando el paciente sufría intolerancia post-colocación. Tras 3 meses de implantación y una pérdida del efecto saciante del balón, he podido añadir volumen al mismo balón. Este hecho diferencial dota al balón de una nueva vida y una pérdida de peso adicional. Por otra parte, poder dejar el balón hasta 1 año en el estómago brinda más tiempo a los pacientes para que puedan realizar y consolidar un cambio de hábitos y de conducta. Éste cambio es vital para el éxito a largo plazo del tratamiento.”

Dr. Gontrand Lopez-Nava
Hospital Universitario Madrid Sanchinarro
Servicio de Aparato Digestivo y Endoscopias
Professor de Medicina at the Universidad San Pablo CEU. Madrid
Perito Oficial de Aparato Digestivo del Colegio de Medicos de Madrid

“He implantado cientos de balones intragástricos, todas las variedades que existen. Según mi experiencia, la pérdida de peso significativa se da en los primeros 3 meses, con muy poco efecto durante el resto del período de implantación. Aproximada mente un 7% de los pacientes sufren intolerancia prematura y se les debe retirar el balón en las 2 primeras semanas de tratamiento. Esta estadística se repite en la literatura científica relacionada con balones.

El balón Spatz es el primer balón intragástrico que ofrece la posibilidad de ajustar su volumen una vez implantado. He podido ajustar de forma satisfactoria el balón en mis pacientes:

  • Ajustes de disminución de volumen a causa de intolerancia prematura, ahora se sienten mejor y pueden continuar con su programa de pérdida de peso. Con los otros balones, no habría otra posibilidad sino retirar el balón y dar por acabado el programa.
  • Ajustes de incremento de volumen del balón tras estancamiento en la pérdida de peso. Estos pacientes ahora vuelven a perder peso de nuevo. Esto nunca lo había visto con otros balones.

Muchos de mis pacientes me pedían dejar el balón por más tiempo, ahora puedo dejárselo por 1 año.
Nuestros resultados tras un año de tratamiento, junto a los de nuestros colegas de España, muestran una pérdida media de peso de 30 kgs.
Los pacientes con otros balones ya empiezan a ganar peso 6 meses después de la retirada. Eso hace que, tras un año de tratamiento, los pacientes con balón Spatz tengan un resultado de más del doble de pérdida de peso que los pacientes con otros balones.”

Evžen Machytka, M.D. PhD.
Faculty of Medicine
Doctorado Hospital Universitario de Ostrava (Ostrava, CZECH REPUBLIC)
Departamento de Gastroenterología
Investigador principal – Balón Ajustable Spatz™

“Tuve la oportunidad de observar implantaciones y ajustes del nuevo Balón intragástrico Ajustable de Spatz. Me gustó mucho la sencillez de los procedimientos, especialmente el ajuste del balón, que se realizó en pocos minutos. La oportunidad de personalizar el volumen del balón a las necesidades de cada paciente en términos de tolerancia y necesidad de pérdida de peso es muy importante para mi práctica. Ésta característica, unida a la posibilidad, única en los balones intragástricos, de dejar el balón implantado hasta 1 año, nos ofrece una nueva y eficiente herramienta médica para la pérdida de peso.”

Dr. Fulvio Cappelletti
Director del Departamento de Gastroenterología
Hospital de Valdese (Turín, ITALIA)

“He cambiado al Balón Spatz por los beneficios adicionales de la ajustabilidad y la posibilidad de implantarlo durante 1 año. Uno de mis pacientes experimentó vómitos diarios durante 6 meses con otro balón. Con el balón Spatz pudimos ajustar el volumen del mismo hasta su nivel de tolerancia-confort”.

Dr Manny Srivastava MD FRCP
Consultant Gastroenterologist
Nucleus Healthcare
Celtic Springs
Newport NP10 8FZ UK

“La posibilidad de que podamos variar el volumen del balón Spatz en aquellos pacientes con problemas de tolerancia o en otros que pudieran requerir más volumen para incrementar su pérdida de peso, es, sin lugar a dudas, un gran avance. Por otra parte, el anclaje no quirúrgico incorporado en este balón, evitará las complicaciones que hemos vivido con otros balones, producidas por migraciones y huidas del balón tras desincharse”.

Steven Peikin, MD
Profesor de Medicina
Director de la División de Gastroenterología y Aparato Digestivo
Escuela Médica Robert Wood Johnson de Camden (New Jersey, EUA)
Hospital / Centro Médico Universitario Cooper