Qué debemos esperar

Antes de la inserción del Balón Gástrico

Para asegurar el éxito máximo, su médico determinará exactamente qué evaluaciones de preselección se requerirá en su caso. La evaluación de preselección puede incluir cualquiera o todos los siguientes: un perfil de información del paciente, evaluación dietética, consulta psicológica, exámenes de sangre rutinarios, radiografía de tórax y ECG.

Para prepararse para la inserción, se le indicará ayunar desde la medianoche anterior a su procedimiento.

Inserción del Balón Gástrico

Se le inserta el balón gástrico a la mayoría de los pacientes bajo sedación, a menos que haya una razón clínica específica para proceder de manera diferente. Se inserta el balón gástrico por vía endoscópica y se coloca en el estómago, después se infla con solución salina. Usted será dado de alta y puede regresar a casa en una hora.

El balón gástrico se puede desinflar y retirar fácilmente, si se requiere, en cualquier momento.

Procedimiento de ajuste

Si experimenta excesivas o prolongadas náuseas, vómitos o dolor, el volumen del balón gástrico se puede disminuir con un procedimiento de ajuste.

Si aumenta su apetito, o su pérdida de peso se estanca o cesa, el volumen del balón gástrico se puede aumentar con un procedimiento de ajuste.

El volumen del balón gástrico se puede cambiar con un procedimiento de endoscopia de 15 minutos. La preparación requiere una dieta líquida durante 3 días completos antes del ajuste seguido por el ayuno desde la medianoche anterior. Se harán ajustes mientras se encuentre bajo sedación. Al igual que con el procedimiento de inserción, se le dará de alta en una hora.

Técnica de extracción

Después de 12 meses, el balón gástrico se podrá retirar con endoscopia, nuevamente con la ayuda de la sedación. La preparación requiere una dieta líquida durante 3 días completos antes del procedimiento seguido por el ayuno desde la medianoche anterior. Después de la extracción, se le dará de alta dentro de una hora.

Riesgos y complicaciones

En cualquier intervención quirúrgica o médica, siempre va a haber riesgos y algunas complicaciones. Aunque muchos de ellos son muy raros y se hace todo lo posible para reducirlos o evitarlos, debe ser plenamente consciente de su existencia con el fin de tomar una decisión informada. Entre los riesgos se encuentran:

Náuseas y vómitos

Distensión abdominal

Úlcera péptica

Diarrera

Reacciones a la sedación

Neumonía por aspiración

Perforación esofágica/gástrica

Reflujo gastroesofágico

Deflación del balón gástrico y obstrucción intestinal

Después de la inserción

Durante los primeros 3 a 5 días después de la colocación del balón gástrico, puedes sentirte incómodo y con náuseas. Esto pasará y se hará todo lo posible para reducir estos efectos secundarios. Se le brindarán medicamentos para aliviar su estómago y calmar las náuseas. Es importante tomar la medicación antes de la aparición de náuseas.

En los primeros 3 días después de la inserción, comenzará con una dieta de sólo líquidos, progresando lentamente a una dieta semisólida. Dentro de una semana, usted podrá volver a comer alimentos con textura normal.

Junto con el balón gástrico, se le inscribirá en un programa de modificación del comportamiento correspondiente. Asistir a estas sesiones, aprender los principios de modificación del comportamiento y cumplirlos son de primordial importancia para que tenga éxito en la pérdida de peso.